Por las personas y el planeta

Vamos mucho más allá de simples prendas. Nuestra ropa y las personas que las fabrican son tratadas con respeto y a su vez, respetan el entorno que las rodea. Nos comprometemos a utilizar prácticas que regeneren todo lo que ha destruído la industria de la moda, minimizando nuestro impacto en el medio ambiente mientras respetamos y aportamos un impacto positivo en las comunidades donde trabajamos.

Han pasado tres años desde que emprendimos nuestro viaje a Asia, un viaje que nos ayudó a entender el impacto que tiene la segunda industria más contaminante del mundo en las personas y en el planeta. Aunque hayamos cometido errores, no podríamos estar más orgullosas de lo que hemos construido y logrado, de haber sido pioneras en muchos aspectos como la transparencia y una comunicación responsable que ha concienciado a miles de personas. Tenemos claro que nunca llegaremos a ser 100% sostenibles ya que siempre tendremos cosas que mejorar, pero nuestro viaje a Bangladesh y nuestra conexión con todo lo que nos rodea siempre nos recuerda en qué dirección debemos de ir.

Nuestro compromiso

Nuestro compromiso como marca es seguir aprendiendo, explorando e innovando. Siempre pondremos a las personas y al planeta por encima de los beneficios económicos y en cada decisión que tomemos, siempre elegiremos el camino más responsable. Creemos en la moda como herramienta de transformación social, es nuestro compromiso demostrar esto al mundo.

Transparencia y trazabilidad

Sabemos dónde se producen todos nuestros productos para asegurar que siguen nuestros rigurosos requisitos de sostenibilidad. La trazabilidad es la base para garantizar que nuestros proveedores y fabricantes que producen nuestros artículos cumplen con nuestros estándares sociales y medioambientales.

Por el planeta

Creemos que la crisis climática ha alcanzado un punto crítico. Sin compromisos para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, defender el agua y el aire limpio y deshacerse de las tecnologías sucias. La humanidad en su conjunto destruirá la capacidad que tiene nuestro planeta para repararse a sí mismo. La protección y preservación del medio ambiente son una de las principales razones del porqué de BASK.

Cada parte del proceso en nuestra cadena de producción genera un impacto ambiental directo en nuestro planeta. En BASK nos comprometemos a minimizar el impacto medioambiental impulsando un modelo de producción que regenere los entornos destruídos por la industria de la moda. 

Por las personas

Estamos comprometidxs a garantizar entornos de trabajo no precarios y una compensación justa para las personas en nuestra comunidad de fabricación. Para ello visitamos cada parte de nuestro proceso de producción para asegurarnos que las personas que forman parte de nuestra cadena de suministro están en condiciones seguras. Somos muy estrictxs a la hora de escoger y trabajar con nuestrxs proveedores asegurándonos que comparten nuestros valores y trabajan arduamente para garantizar que sus empleadxs sean tratadxs de manera justa.

Prendas sin certificados que respeten a las personas

Hemos estado 1 año sin sacar nueva colección. Es un sacrificio que hemos asumido al darnos cuenta que aunque por muchos certificados que tuvieran nuestras prendas, no estábamos dando una solución disruptiva al problema de la industria de la moda actual. Colaborábamos con Stanley Stella, un proveedor que nos aportaba certificados "exigentes" como el "Fair Wear Foundation". Después de nuestra segunda aventura por Bangladesh, nos dimos cuenta de que este tipo de certificados no estaban aportando el cambio que creemos que necesita la industria de la moda y que estábamos produciendo prendas que no iban alineadas a nuestros valores. Nos pusimos en contacto con un proveedor de Barcelona con el objetivo de encontrar un fabricante que nos diera esa transparencia y trazabilidad que BASK como marca de moda sostenible necesita. Empezamos con la producción, y al ir a grabar toda nuestra cadena de producción, nos encontramos con condiciones y espacios muy precarios que nos hizo tomar una decisión; parar la producción por completo asumiendo que nos quedáramos sin la colección de Otoño-Invierno. Cogimos el coche y confiamos en Filipe, un contacto que teníamos en Portugal y que nos enseñó su empresa en Barcelos. Desde entonces, nuestras prendas están hechas en Portugal, prendas sin certificados pero con una trazabilidad y transparencia radical que nos asegure estar respetando a las personas y el planeta.

Justicia climática

#activismworks

Lxs científicxs llevan años diciendo que nos enfrentamos al reto más complejo al que nunca se ha enfrentado la humanidad, los Gobiernos y las grandes empresas han ignorado lo que la comunidad científica afirmaba. Nuestro planeta está en crisis. La vida misma está amenazada. Sin embargo, en BASK creemos que con toda crisis existe la posibilidad de transformación y nosotrxs también, queremos ser parte de este movimiento.

#systemchangenotclimatechange

#systemchange
notclimatechange

Creemos en el poder de las muchas personas pequeñas que están aportando su grano de arena para hacer que esta situación cambie. Es por eso que nos rebelamos, nos levantamos en nombre de la verdad y en contra del consumismo masivo, el ecocidio y la opresión, invocando la alegría, la creatividad y la belleza.

Ver más

Materiales

Ver más

Tintes orgánicos

El teñido de las prendas textiles es una de las principales causas que más agua limpia contamina. Por eso, utilizamos tintes orgánicos. Es decir, derivados de plantas o minerales. No queremos que nuestras prendas dañen a las personas y al planeta. No apostamos por tintes tóxicos. Apostamos por tintes que se obtienen de fuentes renovables.

Proudly made in 41.5317° N 8.6184° O

Proudly made in Spain

Aunque Fabricar en Europa aumente las posibilidades de que nuestras prendas estén hechas en espacios seguros y no precarios, NO es sinónimo de altos estándares de seguridad en las instalaciones de producción que conducen a una mejor salud en el trabajo, sin horas extras no remuneradas y sin explotación. Por eso, nunca vamos a estar orgullosos de tener una etiqueta "Made in Europe" si luego no sabemos lo que realmente pasa detrás de esta etiqueta. Es por eso que vamos más allá de simples etiquetas que suenen bien, aportando transparencia y trazabilidad en nuestra cadena de valor.

Nuestros calcetines se hacen en Pradoluengo, el pueblo de los calcetines, situado en plena Sierra de La Demanda, que fue el centro lanero más importante del norte peninsular junto a la localidad salmantina de Béjar. En verano estuvimos conociendo la fábrica.

Ver vídeo

Con objetivos claros

Proudly made in Basque Country

Sabemos que lo más sostenible para el planeta es producir de forma local, creando empleos dignos en nuestro entorno y minimizando así la huella de CO2. También es mucho más fácil controlar la cadena de producción y que se cumplan los derechos humanos de las trabajadoras durante todo este proceso.

Estamos trabajando para que parte de nuestras prendas se produzcan en KM0, es decir en el País Vasco, es un reto muy ambicioso dada a las pocas alternativas y oportunidades que encontramos en nuestro territorio en el proceso productivo de esta industria.

Proudly made in Bangladesh

Pensábamos que la única manera de que BASK tuviera una producción responsable era hacerlo de manera local. Después de nuestro viaje a Asia para grabar un documental de cómo la industria de la moda afecta a las personas y el planeta, entendimos que como marca tenemos el poder de cambiar la realidad social y medioambiental que se encuentra en países como Bangladesh. Sin dejar lo local a un lado, queremos demostrar que hay otras maneras de producir allí y utilizar BASK como herramienta de transformación social en Bangladesh.

Estamos convencidas de que fabricar en Bangladesh es algo bueno si se hace correctamente. Si conseguimos una transparencia y trazabilidad radical en nuestro proceso de producción y sabemos que la única manera de conseguir esto es creando nuestro taller de costura social allí, en Dhaka. No estamos locxs, es un proyecto que se va a hacer realidad. 

Ver más

Fomentamos un modelo cooperativo

La moda sostenible entiende la moda como un espacio de creatividad, expresión y respeto. En BASK creemos que es importante entender dónde nos encontramos y mirar al contexto, ya que lo que nos rodea también pone límites a lo que queremos ser. ​

Por eso, entendemos que en un mundo donde la rentabilidad económica predomina ante cualquier otra variable, no podemos crear soluciones absolutas. Entendemos nuestra actividad como un espacio seguro dentro de este sistema tan precario, donde la vida y las personas están en el centro. Creemos que la voluntad de crear estos espacios no debe residir en la benevolencia de las personas, sino en las estructuras organizativas que creamos.

Por lo tanto, si no hacemos participes a todas las personas involucradas en BASK en la toma de decisiones y en la repartición de la riqueza que genera, lo único que haremos será replicar el modelo actual con otros materiales, pero con el mismo final. Por eso, hemos apostado por un modelo cooperativo desde mayo de 2020, somos Bask S. Coop. Pequeña.

La única forma de afirmar que somos responsables con nuestros procesos de fabricación es siendo transparentes.

Nunca seremos 100% sostenibles, pero seremos 100% honestos. Somos pioneros en dar a conocer todos los costes que hay detrás de nuestros productos (materias primas, costura, teñido, complementos, mano de obra, transporte ...). También publicaremos nuestros informes financieros y la trazabilidad de nuestra cadena de valor informando sobre quiénes son nuestros proveedores y dónde se encuentran.

No tenemos nada que ocultar y creemos que este es el camino correcto hacia un cambio en la industria de la moda. Estamos orgullosos del trabajo que estamos haciendo transformando la industria de la moda. Tenemos valores claros y todas las decisiones que tomamos están alineadas con ellos. Sin duda, cometeremos errores pero la mejor forma de aprender de ellos es compartiéndolos contigo.

Tenéis toda la información sobre el impacto medioambiental, la responsabilidad social, la transparencia en costes y la trazabilidad en la página de producto de cada prenda.