Lo necesario


Hoy en día vivimos en un mundo donde la sociedad prima lo cómodo, fácil y rápido sin tener en cuenta las repercusiones que estas decisiones pueden acarrear. Y es así, a una velocidad desmesurada como estamos acabando con nuestro planeta. Si cada uno de nosotros no tomamos la iniciativa de cambiar costumbres y maneras de consumir, para 2050, siendo 9,6 billones de habitantes necesitaremos tres planetas para poder contar con todos los recursos naturales con los que tenemos actualmente.

En cuanto a la solución de este reto al que nos enfrentamos, hay diferentes formas, pero entendemos el consumo responsable como algo que cada uno de nosotros puede hacer y por ello, puede resultar transformador. El significado de este concepto es entender la elección de los productos y servicios no solo en base a su calidad y precio, sino también por su impacto ambiental y social, y por la conducta de las empresas que los elaboran.

Para ejercer un consumo responsable podemos hacernos una serie de preguntas como: ¿necesito lo que voy a comprar? ¿quiero satisfacer un deseo? ¿estoy eligiendo libremente o es una compra compulsiva? ¿cuántos tengo ya? ¿cuánto lo voy a usar? ¿cuánto me va a durar? ¿podría pedirlo prestado a un amigo o un familiar? ¿puedo pasar sin él? ¿voy a poder mantenerlo/ limpiarlo/ repararlo yo mismo? ¿tengo ganas de hacerlo? Queremos invitar a una reflexión para dejar de tomar decisiones y llevar a cabo acciones inconscientemente y empezarlas a hacer de una manera consciente sabiendo la repercusión que cada uno de notorios generamos en nuestra tierra.